El planteamiento de Zuckerberg con la criptomoneda es mejorable.

Pablo Coto Millán. Director del Master en Comercio, Transportes y Comunicaciones Internacionales (Master TRANSCOM). Universidad de Cantabria.

Hace ya tiempo que el sistema financiero está en alerta respecto a la posible intrusión en las finanzas de las grandes empresas tecnológicas. Al fin y al cabo, si las empresas tecnológicas disponen de clientes por millones es relativamente fácil hacer de intermediario financiero para los pagos que ellas mismas tramitan.

Las grandes compañías ya han desarrollado hace muchos años sus propias tarjetas de crédito y débito con relativo éxito. Los ciudadanos disponen de tarjetas para grandes almacenes, para compra de combustible y para un sinfín de bienes y servicios, además de disponer de tarjetas de crédito y débito de las entidades financieras. Los ciudadanos también pueden acudir a las financieras cuando desean adquirir un automóvil, una caldera de calefacción, una lavadora o un frigorífico. Realmente lo que al principio se consideraba una amenaza acabó facilitando el intercambio de bienes y agilizando el comercio.

Ahora asistimos a la invasión de las criptomonedas. Desde el nacimiento del bitcoin se han escrito ríos de tinta en contra y a favor.

Examinaré a continuación los dos principales inconvenientes descritos respecto a las criptomonedas.

 

INCONVENIENTES

El primer inconveniente proviene de la alta inestabilidad y volatilidad de la moneda que no cuenta con respaldo de ningún banco central del gobierno de un país.

En realidad, toda moneda está sometida a las decisiones de un gobierno determinado elegido en el país correspondiente. Esa es la verdadera fuente de inestabilidad y volatilidad. La creencia en las bondades de los gobiernos para intervenir sobre la moneda y sobre los tipos de interés. Esa es una de las razones de la existencia del euro. Una moneda que respalda el Banco Central Europeo y que impone disciplina monetaria a los países pertenecientes a la Unión Europea. Hay que decir, no obstante, que la disciplina monetaria no es buena en sí misma como ha quedado probado en los años recientes de crisis financiera en la Unión Europea. Probablemente una política menos austera podría haber proporcionado mejores resultados en términos de bienestar para todos.

El segundo inconveniente se refiere a que las criptomonedas facilitan el lavado de dinero procedente de actividades ilícitas.

¿Acaso no existen hoy mecanismos de lavado de dinero, sociedades en paraísos fiscales y un sinfín de herramientas de ingeniería financiera que permiten lavar los beneficios de las actividades ilícitas y execrables con la más absoluta impunidad?

Como se ha podido ver los inconvenientes son discutibles y en todo caso el debate no está cerrado.

 

SOLUCIONES A LOS INCONVENIENTES

Para evitar la volatilidad e inestabilidad la criptomoneda de Facebook se puede respaldar por una cesta de monedas tradicionales como el dólar y el euro, incluso complementada con letras del tesoro también tradicionales. Esta es la propuesta que desde Facebook puede llevarse a cabo para evitar la volatilidad e inestabilidad y para ganar la confianza de los ciudadanos.

Por otra parte, para aumentar la confianza en la criptomoneda que Facebook (Libra) plantea lanzar en 2020 se ha anunciado por los medios de información que estará respaldada por empresas tan importantes como Visa, Mastercard y Uber. Además, Facebook cuenta con una red de 2.400 millones de usuarios. Toda una potencial red de confianza que desde el propio Facebook se debería trabajar para convertirse en un sistema financiero y bancario.

Probablemente, el modo más eficaz de acabar con el lavado de dinero procedente de actividades ilícitas sea la adopción progresiva del Blockchain. Con el Blockchain todos hacen de notarios de todos.

Creo que Zuckerberg y los diseñadores de la nueva criptomoneda deberían explicar que este lanzamiento es para facilitar el desarrollo del Blockchain. Sin embargo, hasta ahora toda la información se centra en la criptomoneda y no en el sistema Blockchain que en mi opinión es el principal asunto subyacente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies